Liz - Hiladora del mundo



Elizabeth Jane Parr, o Liz es una hiladora radicada hace años en Chile. La vida la llevó a acercarse a la lana y tener una relación muy estrecha con ella, hasta tener hoy en día su taller llamado Spider's Workshop (Taller de Araña). Nacida en Canadá y criada en Estados Unidos, llegó a Chile siguiendo el consejo de su padre, quien ya vivía allá.

Estando en Chile durante el 2001, su padre decidió comprar cabras de Angora por mera curiosidad de saber qué se podía hacer con la lana de éstas.  Fue ahí cuando Liz empezó a interesarse por el hilado ya que siempre le habían gustado las cabras y el tejido, y a su vez no mucha gente en la región sabía sobre los procesos de esa lana. Estando allá, Liz no sólo se enamoró de la lana, sino también de Ulises, un chileno quien es ahora su esposo y padre de sus hijas.

En su proceso de aprendizaje del hilado, comenzó usando un huso que le fue prestado por la tía de su esposo, e inclusive intentó hacer una rueca con una vieja bicicleta. Un tiempo después, en una visita al pueblo de su madre en Inglaterra, adquirió una rueca y la llevó de vuelta a Chile. Para esa época, su padre había comprado ya algunas ovejas, cuya lana también aprendería a hilar.

Durante el 2004,  con el nacimiento de su segunda hija, Liz puso en pausa su práctica del hilado pero un tiempo después retomaría su formación con más fuerza.  Aprendió no sólo a hilar sino también a hacer el proceso de la esquila  de la oveja y de la cabra. A la  vez que fue perfeccionando su técnica y su manejo de los materiales y empezó a  experimentar el teñido con tintes naturales. En 2008 comenzó a teñir en hornos solares utilizando desechos orgánicos como la cáscara de cebolla y de palta (aguacate), la hoja de nogal y también la hoja de eucalipto.

En 2010, junto a su esposo y sus hijas, se fue a vivir a Ilfracome, Inglaterra para acompañar a su madre y ahí encontró un grupo de hiladoras con las que se juntaba una vez al mes. Fue ahí donde conoció otro tipo de ruecas y tuvo acceso a lanas distintas a las que ella conocía. Aprendió también nuevas técnicas de hilado para lograr diferentes efectos en el hilo, lo cual, nos dijo, le encantó. El internet también ha sido una de las mayores herramientas que Liz ha utilizado para aprender cada día más.

Con toda esta experiencia acumulada, nace el Spider's Workshop. Hoy en día, Liz se dedica principalmente a  enseñar el arte del hilado artesanal. Ella nos contó que no pretende ganar mucho dinero con la venta de  sus productos, ni aspira imitar el trabajo de una máquina, sino que a ella más bien le interesa compartir lo que ha aprendido sobre el hilado desde sus raíces y su vida en Chile. Le parece muy importante acercar a la gente a los procesos artesanales ya que es un trabajo muy poco valorado debido a que no se entiende la complejidad de los mismos.

El encuentro que tuvimos con Liz fue hace ya un tiempo, en 2013 durante una feria en La Serena, Chile, pero ella sigue con su proyecto y escribiendo en el blog del Spider's Workshop. Pueden visitarlo en https://spidersworkshop.wordpress.com/.

Liz es portadora de una historia más al rededor de los hilos de Latinoamérica, conectados a otros hilos que nacen de sus raíces en Europa. Queremos agradecerle por haberla compartido con nostras. Nos encanta saber que el mundo entero se teje gracias a gente como ella.



-Mónica para MadejándoLA