Shipibo - bordados y pintura textil de la Amazonía peruana

Última parada de esta fase del viaje. A Pucallpa venimos con la idea de conocer la Amazonía peruana y absorber un poco de calor tropical antes de volver al invierno en México.



Llegamos desde Lima después de 16 horas de viaje y caminamos a casa de nuestro anfitrión. Entre humedades y sudores, en el trayecto vimos varios postes de luz decorados con motivos geométricos muy particulares.  Más tarde nos explicarían que son diseños del pueblo Shipibo, nativos de la región. 



Preguntando descubrimos que esos motivos se plasman principalmente en piezas de cerámica y por supuesto, en textiles. 



Nos fuimos a San Francisco que está a media hora de Pucallpa en un taxi apretado y por carretera de barro mojado. Ahí en su pequeña feria artesanal conocimos a Emelina una bordadora shipibo que nos contó sobre sus técnicas y diseños.





Para trazar con negro usan lo que llaman "barro especial". El color café o marrón sale de la corteza del árbol de la caoba. Una vez trazado, bordan el paño. 

Los diseños geométricos son los que llaman antiguos y el resto son representativas de la cultura del lugar. Prueba de esto es que su dibujo principal es el de la flor y la liana de la Ayahuasca, conocida planta de poder. Mucho se ve también el dibujo de la anaconda. Ésta, aparte de ser un animal de la región, nos contó Emelina que está muy presente en las alucinaciones de la Ayahuasca ya que la liana de esta se convierte en anaconda. 



No esperábamos encontrar este tipo de trabajo en nuestra corta visita a la selva pero estamos felizmente sorprendidas con el resultado del paseo. 



Ahora podemos volver a casa contentas sabiendo que aunque Perú requiere mucho tiempo para conocer sus textiles, pudimos hacer un recorrido que nos dio una buena primera idea de qué se trabaja en varias regiones. 

Listas para México. El viaje sigue. Volver también es un viaje.