Machu Picchu


Hoy caminamos  a, (ante, bajo, cabe, con, aunque nunca en contra) en y desde Machu Picchu. 4 am la alarma, 5am empezar la subida. Ya a esta hora (19.00) el cansancio quita las ganas de escribir, pero que sepan que fue maravilloso.

Hemos de admitir que robamos. Robamos toda la energía que pudimos, robamos tantas imágenes que a la cámara y la cabeza en algún momento se apagaron. Pero eso sí, el espíritu está más encendida que nunca. 

No creemos que haya sido coincidencia que estando en el ombligo del mundo, nos hayamos encontrado tejedores de Q'eros, esa región donde está la comunidad a la que no pudimos llegar la semana pasada. Los niños de ese pueblo junto con sus padres, llenaron de color y de raíces el lugar. 

Machu Picchu valió cada paso y cada peso.


















Sara & Mon. MadejándoLA