Una de tantas conexiones

Hoy almorzé, entre otras varias personas, con Clarissa, una textilera del grupo formado en MonteGabriela.




A ella la conocí el mismo día que llegué a Montegrande. Estaba atendiendo la tienda de de la organización y en cuanto supo que yo era mexicana brincó a decirme que tenía familia viviendo en México. Carlota, una prima muy querida suya vive allá, casualmente en Puebla. "La he de conocer" dije, ya a sabiendas de que este mundo es demasiado pequeño, pero no me sonó su nombre. Me habló sobre lo que hacía su prima, que tenía un café cultural, y ahí me empezó a sonar familiar.

¿Tu prima es Loti?
¡Sí!

Bueno, cuando mi hermana Daniela regresó de vivir seis meses en Chile, empezó a relacionarse con la comunidad chilena en Puebla y se acercó al Centro Cultural Creciente. En estos años mi hermana participó de varios eventos en el Creciente, expuso ahí sus fotos y terminó siendo muy amiga de la Loti, la dueña del local.

Yo por mi parte, fui algunas veces al creciente. Siempre era rico ir a tomarse un Yolixpa (licor de hierbas de la sierra norte de Puebla) o una chelita y unas papas fritas.

Volviendo al almuerzo de hoy, mientras comía y hablaba con la Clari, se escuchaba de fondo la música que yo había puesto para amenizar la reunión. En ese momento sonaba una canción de un gran amigo mío, uno de esos hermanos de otros padres que tengo, Jorge "el Yush" Galindo.



The Awkward Family - final video session from gustav ganter on Vimeo.

En ese momento vino a mí una imagen de él y sus tres compañeros de banda del 2007, los Good Kissers, vestidos con smokings rosa clarito, camisa de escarolas del mismo color y corbata morada, bajando por la escalera de una casona. Esa casona era el Centro Cultural Creciente y ese día fue el día que lo conocí.

No encontré ninguna de las fotos que les saqué ese día pero se internet saqué una foto de esa época.



En un pueblo de 400 habitantes aprox. me vine a topar con una bella mujer cuya prima es amiga de mi hermana y que encima la misma prima era dueña del lugar en el que conocí a uno de mis amigos más entrañables.  "Así con la cosa" como dicen los chilenos.


Reportando desde su camita en un día helado: Mónica para madejándoLA